Carta a los Productores V

27 de mayo de 2016

 

 

   Carta a los Productores V

 

 

Estimados coleg@s:

Reciban un cordial saludo.

Aquellos de ustedes que leen el periódico, habrán visto en las páginas 22 y 23 de El Nuevo Día  (26 de mayo de 2016), bajo el título: “Los que desvisten en el presupuesto”,  una gráfica que ilustra las reducciones de los presupuestos  recomendados por la Oficina de Gerencia y Presupuesto (OGP). Comparto esta noticia con ustedes para que estén informados y para que no nos olvidemos que unidos podemos hacer más con menos y reducir el impacto negativo de estos ajustes.

El Centro de Bellas Artes es la tercera corporación pública que más recortes le hicieron, con una reducción de un 19.88% que, con las reducciones de los dos años fiscales anteriores suman alrededor de un 47% de nuestro presupuesto operacional. Una pérdida de liquidez sin precedentes que vulnera nuestras posibilidades de crecimiento. Somos conscientes de la gravedad de la crisis fiscal del gobierno y es por eso que hemos sobre cumplido en todas las métricas de austeridad que exige la Ley 66 supra pero, me pregunto  ¿cuántas agencias y corporaciones públicas han sufrido recortes  de casi la mitad de su presupuesto en menos de tres años?

La situación es crítica para todos los que trabajamos en la cultura. De hecho el Instituto de Cultura Puertorriqueña y las organizaciones culturales sin fines de lucro, también han sufrido duros recortes de presupuesto. Sabemos que el arte y la cultura figuran entre las últimas prioridades de los gobiernos. Eso no nos debe sorprender, pero tampoco nos debe convocar a la complacencia.

En  nuestra pasada reunión habíamos anticipado un escenario de disminución de presupuesto por lo que el plan de ingresos y economías que compartimos adquiere ahora un mayor sentido de urgencia Confiamos que todos podamos hacer los ajustes necesarios para mitigar esta situación.

Estamos recomendando que nos aprueben el mismo presupuesto del presente año fiscal que, unido a los ingresos y economías realizados, nos ha permitido operar con cierto nivel de normalidad.

Esperamos que las comisiones de Hacienda y Presupuesto de Cámara y Senado, reconozca la importancia del Centro de Bellas Artes como primer centro artístico y cultural de Puerto Rico, como taller de trabajo para cientos de artistas, técnicos, diseñadores y productores de espectáculos y como parte esencial del patrimonio cultural de Puerto Rico.

Sin otro particular, quedo

Att

 

Ricardo Cobián Figeroux Ph.D.

Gerente General

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *