Por Camile Roldán Soto

Se inspira en la vida del poeta y la vocación al arte

A lo largo de su carrera, el profesor y director de teatro Dean Zayas ha estado cerca de la obra del gran poeta y dramaturgo español Federico García Lorcade diferentes maneras.

Incluso, durante los años 2007 y 2009 viajó junto a un grupo de sus estudiantes a España, donde participó del proyecto de teatro rodante “Las huellas de la Barraca”. El mismo emulaba el propósito del grupo teatral La Barraca, creado en 1931 por Lorca y Eduardo Ugarte, de llevar el teatro clásico español a comunidades de ese país donde escaseaba la actividad cultural.

La experiencia marcó a Zayas, y esta es una de las razones por las cuales no titubeó al recibir la invitación de Jhosean Calderas, de la casa productora Escena Latina, para dirigir “La piedra oscura”, obra teatral basada en las últimas horas de vida de Rafael Rodríguez Rapún, amante de Lorca durante los años previos a su asesinato en 1936. El hombre que inspiró los “Sonetos del amor oscuro” falleció exactamente un año después que su amante.

“En la obra se intuye que Rafael fue fusilado junto con los demás presos (durante la Guerra Civil Española). En la vida real se dice que murió desangrado por heridas sufridas en un bombardeo. Murió defendiendo su ideal y su patria”, indicó Zayas.

El director confesó que desconocía de la existencia de la pieza escrita por el dramaturgo español Alberto Conejero. Una vez aceptó la propuesta de dirigirla, comenzó a repasar tanto en su memoria como en el material escrito que tiene y el que le proveyó Calderas, el contexto histórico de la guerra que enmarca la obra y la vida de Lorca en general.

Estrenada en 2015 en Madrid, “La piedra oscura” ha sido catalogada por la crítica especializada como un fenómeno del teatro español contemporáneo. Hasta el momento se ha presentado en Rusia, Uruguay, Colombia, Perú, México, Grecia e Inglaterra. Además, en 2016 recibió cinco premios MAX de las Artes Escénicas, que otorga la Sociedad General de Autores y Editores en España.

“La obra es muy interesante. Va un poco más allá de un simple relato o un relato sensacionalista de esta relación de Lorca con este muchacho. Muestra un punto de vista muy humano, muy real”, detalló Zayas.

Rodríguez Rapún, apodado como “Las tres erres” por Lorca, fue durante un tiempo el secretario particular de La Barraca. El actor Ernesto Concepción, quien encarnará a este personaje, destacó la valentía y honestidad que distinguieron a este joven cuya personalidad logró cautivar a Lorca.

“A veces me pregunto porqué yo, por qué ahora, me llega un personaje. En este caso, me llama la atención que, más allá del afecto entre él y Lorca, que es muy interesante, está el compromiso con el teatro. El vínculo entre el teatro y la patria. Entender el rol, no de la cultura, del teatro dentro de un país, y ello a través del compromiso que tiene Rafael. Es realmente conmovedor y le pone a uno un espejo en la cara”, compartió Concepción.

En ese sentido, opinó que la pieza es particularmente relevante para los teatreros porque transmite una pasión y un compromiso con el teatro que van más allá de la expresión creativa para convertirse en una misión ética, social y hasta pedagógica.

El papel del carcelero de Rafael será encarnado por el estudiante de actuación, Pedro Colón.

“Soy un chico de campo, criado por mi madre, que sólo se dedicaba a cuidar las cosas del campo con ella. Básicamente estoy cegado con el ideal que me inculcaron, estoy con los nacionales. Según corre la pieza, voy empezando a razonar sobre lo que estoy haciendo. Es una lucha entre la inocencia y sensibilidad. Una lucha entre lo que tengo que hacer con las convicciones que tenía previamente”, detalló el joven, quien junto a Concepción es el único responsable de la acción sobre el escenario.

Zayas, quien dejó la cátedra en el Departamento de Drama de la Universidad de Puerto Rico en enero de este año, sostuvo que la pieza es una “que la gente va a disfrutar mucho y en muchos niveles”. Entre otras razones, porque presenta la figura de Lorca -tan aclamada en Puerto Rico- de manera indirecta, a través de la mirada de su amante. Además, permitirá al público conocer más acerca de un momento trascendental en la historia de España, que tuvo su impacto en la isla, debido a que muchos exiliados de la guerra llegaron a vivir aquí. En algunos casos, se trató de figuras que aportaron significativamente al desarrollo del teatro local. Entre ellos, Zayas mencionó a Carlos Marichal y Pedro Salinas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *